Jose Gisbert

Materiales Sostenibles

Nuestros Materiales Sostenibles

 

Las fibras de algodón reciclado se obtienen de despojos y prendas de textiles ya utilizadas, tratadas y reoperadas con el fin de volver a conseguir sus mejores propiedades.

Utilizando este método damos solución a la problemática de la mayoría de los textiles una vez finaliza su ciclo de vida, ya que es difícil encontrar una buena aplicación o alternativa al retiro de estos materiales y que además sea medioambientalmente viable.

 

El Algodón orgánico crece y se produce sin sustancias tóxicas. Sin pesticidas, fertilizantes ni químicos. En su cultivo se utilizan abonos naturales y se respetan los ciclos necesarios para evitar el agotamiento de los nutrientes de la tierra.

Por otra parte, el algodón orgánico presenta beneficios importantes para los productores, que evitan la inhalación y contacto con los tóxicos, beneficios para el medio ambiente, porque no se contamina la tierra ni el agua subterránea y beneficios para el usuario final, porque al final este algodón libre de sustancias tóxicas que formará el tejido es el que estará en contacto con nuestra piel.

El hilo de poliéster SEAQUAL™ está elaborado a partir de materiales reciclados que incluyen botellas de plástico post-consumo y plástico capturado del mar, por lo que con este proceso de reciclaje se contribuye a preservar los recursos naturales y a mantener los océanos más limpios.

SEAQUAL™ Initiave con ayuda de pescadores y de organizaciones de programas de limpieza de océanos, está dedicado al reciclaje de residuos marinos plásticos que se encuentran en las profundidades del océano, los cuales recogen, limpian, clasifican, reciclan y devuelven al ciclo productivo transformándolos como SEAQUAL™ POLIMERO.

Es entonces cuando se transforma en materias sostenibles, que nuestra empresa JOSE GISBERT utiliza como materia prima en el proceso de producción, obteniendo una gama de artículos de Poliéster SEAQUAL™ de alta calidad con fibras recicladas.

Las fibras LENZING™ ECOVERO™ se producen con celulosa obtenida de recursos renovables de madera certificados y controlados. LENZING compra la madera y la celulosa de bosques cercanos que tienen una gestión responsable y las certificaciones así demuestran, que el material que se obtiene, proviene de fuentes sostenibles.

Estas fibras están certificadas con la etiqueta ecológica de la UE, reconocida internacionalmente. Esta etiqueta de excelencia medioambiental solamente se otorga a productos y servicios que tienen un impacto significativamente bajo en el medio ambiente durante su ciclo de vida, desde la extracción de la materia prima hasta la producción, la distribución y la eliminación.

La fabricación de fibras LENZING™ ECOVERO™ genera hasta un 50% menos de emisiones y de impacto en los recursos de agua comparada con la viscosa genérica.

 

El Poliéster 100% reciclado post-consumer procede de la recogida de botellas de plástico usadas que después de transformarlas en PET, es hilado para convertirlo nuevamente en fibra.

En el PET se inyecta el color del cual se obtiene una fibra pre-teñida, con el consiguiente ahorro de agua y menor consumo de energía

Además, al apostar decididamente por el poliéster de PET, reducimos nuestra dependencia de los combustibles fósiles no renovables como fuente de materia prima para nuestros tejidos.

 

Es conocido por todos que son múltiples las ventajas que presentan las fibras de lino, como la capacidad de absorción de la humedad, o la de eliminar la actividad de la microflora patógena, anulando la proliferación de las bacterias de la piel.

Pero además, con el lino reciclado, conseguimos dar un impulso a la economía circular y utilizamos un lino recuperado en nuestro proceso productivo, clasificado como GRS Pre-consumer, por ser un subproducto industrial obtenido durante la producción de los hilos de fibra larga.

De este modo, damos solución a los deshechos de la producción industrial de estas materias.

El Cáñamo es la variedad de Cannabis sativa autorizada para la industria. Se trata de una planta de rápido crecimiento que requiere muy poca agua y no necesita herbicidas, pesticidas, fertilizantes sintéticos o semillas transgénicas para su cultivo.

 Como una ventaja adicional para el medio ambiente, el cultivo de cáñamo mejora la salud del suelo mediante la reposición de nutrientes vitales y la prevención de la erosión.

Las fibras de cáñamo se encuentran entre las fibras naturales más versátiles y que han evolucionado mucho respecto a las fibras gruesas y ásperas que fueron hace décadas, pudiendo llegar a conseguir tejidos de gran finura y flexibilidad, a la vez que presentan una gran resistencia.